viernes, mayo 19, 2006

Los intereses cognitivos de la escuela

En la escuela prima lo abstracto sobre lo concreto, se valoran los conocimientos que están alejados de la experiencia cotidiana. Los posibles ejemplos de esta situación son numerosísimos: unas matemáticas cuya relevancia práctica desconocen hasta los profesores, la filosofía se acababa en Kant (de paso se aprenderá que no hay mujeres filósofas), en historia se aprende más sobre los romanos que sobre nuestra transición a la democracia, se aprenderá que Quevedo es uno de nuestros mejores literatos pero nada se sabrá sobre la narrativa actual, etc. Incluso cuando se abordan áreas como la música se tratará de música clásica obviando la música que consume la gente joven, o si se ejemplifica la literatura tenderá a hacerse con el teatro y no con el cine. Todo esto parece orientado a eliminar de la escuela aquellos contenidos sobre los cuáles los alumnos pudieran tener o recabar informaciones u opiniones previas.
La mayoría de los conocimientos que proporciona la escuela no son utilizados por los alumnos, y se quedan en conceptos que memorizan para olvidar poco después. Deberíamos dar más practicidad a lo que enseñamos.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home